Artículo Marketing

El uso de informes y estudios propios como estrategia de marketing: ¿Investigaciones contrastadas o información sesgada e interesada?

Las empresas realizan estudios propios sin respaldo académico por diversas razones que van desde la promoción y marketing, hasta la búsqueda de una ventaja competitiva.

Por Redacción - 26 Mayo 2023

La realización de estudios propios por parte de una empresa puede ofrecer una serie de beneficios significativos para respaldar su tecnología o servicios. Al llevar a cabo sus propios estudios, una empresa puede generar conocimiento y comprensión interna más profunda sobre dichos servicios, tendencias o áreas de actuación. Estos estudios permiten explorar y analizar en detalle los aspectos relevantes de su negocio, identificar fortalezas y debilidades, y obtener información valiosa para la toma de decisiones estratégicas.

Al realizar investigaciones y recopilar datos específicos, la empresa puede respaldar sus afirmaciones y argumentos con resultados concretos. Esto aumenta la credibilidad y la confianza de los clientes, inversores y socios potenciales en la propuesta de valor de la empresa. Claro está, en estos casos, las empresas tienen el control total sobre el desarrollo de dichos estudios, la selección de las métricas y los indicadores relevantes, y el enfoque general de la investigación. Esto nos lleva a que en muchos casos, el uso de estudios como recurso estratégico, en ocasiones esconda intereses ocultos e incluso información interesada y sesgada. Como bien nos recuerda el refranero popular, “no es oro todo lo que reluce”.

La objetividad y la imparcialidad de un estudio o informe dependen de diversos factores, como la integridad de los investigadores, la metodología utilizada y la transparencia en la presentación de los resultados.

Las empresas llevan a cabo estudios propios para promover y destacar las bondades de sus negocios.

Estos estudios les brindan la oportunidad de generar publicidad y promocionar sus productos o servicios. Al presentar datos y conclusiones que respaldan sus negocios, intentan establecer una imagen positiva y convincente ante los consumidores. Este tipo de estudios les permite resaltar los aspectos positivos de sus productos o servicios, demostrar su eficacia y diferenciarse de la competencia.

Los estudios propios permiten a las empresas persuadir y generar credibilidad.

Aunque estos estudios no estén respaldados académicamente, las empresas los presentan como evidencia de conocimientos y experiencia en un determinado sector. Utilizan los resultados de estos estudios para persuadir a los clientes, inversores y socios potenciales de que son líderes o expertos en su campo. La intención es establecer una reputación sólida y confiable para ganar la confianza de los interesados y lograr relaciones comerciales sólidas.

Las empresas buscan obtener una ventaja competitiva al realizar estudios propios

Al obtener información y datos exclusivos sobre tendencias y oportunidades en su industria, pueden anticiparse a las necesidades del mercado y posicionarse estratégicamente. Estos estudios les permiten identificar oportunidades de crecimiento, analizar la demanda y el comportamiento de los consumidores, y ajustar sus estrategias de negocio en consecuencia. De esta manera, pueden diferenciarse de la competencia y mantener una posición destacada en el mercado.

Algunas empresas realizan estudios propios como parte de su proceso de investigación y desarrollo.

Estos estudios les permiten probar nuevas ideas, conceptos o tecnologías y evaluar su viabilidad antes de buscar la validación académica o científica. Al llevar a cabo investigaciones aplicadas, las empresas pueden experimentar y obtener datos relevantes para mejorar sus productos o servicios, optimizar sus procesos internos y mantenerse a la vanguardia de la innovación en su industria.

En conclusión, las empresas realizan estudios propios sin respaldo académico para resaltar las bondades de sus negocios, las tendencias, disciplinas o sectores en los que trabajan por diferentes motivos. Estos estudios les permiten promover y destacar sus productos o servicios, generar credibilidad, obtener una ventaja competitiva y llevar a cabo investigaciones aplicadas. Aunque estos estudios no cuenten con el respaldo académico, las empresas los utilizan como herramientas estratégicas para respaldar su posición en el mercado y fortalecer su imagen ante los diferentes actores involucrados en su industria.

Cuestión de reputación

La reputación de una empresa puede jugar un papel importante en la credibilidad de sus estudios o informes. Una reputación sólida y positiva puede ayudar a generar confianza en la información presentada y respaldar la credibilidad de los resultados y conclusiones.

Cuando una empresa goza de una buena reputación, se asocia con características como integridad, calidad, ética y confiabilidad. Los stakeholders, como clientes, inversores y colaboradores, tienden a percibir a estas empresas como más creíbles y confiables en sus actividades y comunicaciones.

En el contexto de los estudios e informes, la reputación de la empresa puede influir en cómo se percibe la calidad y objetividad de la investigación. Una empresa con una trayectoria establecida de éxito, innovación y cumplimiento de estándares elevados es más propensa a ser vista como una fuente confiable de información.

Cómo debe respaldarse un informe o estudio para tener credibilidad o no ser considerado una informacion sesgada interesada

Para que un informe o estudio sea considerado creíble y no sea percibido como información interesada o sesgada, es importante que esté respaldado por una serie de elementos que le otorguen objetividad y rigurosidad. A continuación, se mencionan algunos aspectos clave que pueden contribuir a la credibilidad de un informe o estudio:

Metodología sólida: El informe debe describir claramente la metodología utilizada en la recopilación y análisis de datos. Debe incluir detalles sobre las fuentes de datos, los procedimientos de muestreo, la recolección de datos y las técnicas de análisis empleadas. Una metodología bien fundamentada y reconocida en el campo relevante es fundamental para respaldar los resultados del estudio.

Muestra representativa: Es esencial que la muestra utilizada en el estudio sea representativa del grupo o población objetivo. La selección de los participantes debe seguir criterios claros y transparentes, evitando sesgos o exclusiones injustificadas. Además, el tamaño de la muestra debe ser suficientemente grande para garantizar la validez estadística de los resultados.

Fuente de financiación transparente: Es importante que el informe o estudio divulgue de manera clara y transparente la fuente de financiación. Esto ayuda a evaluar posibles conflictos de intereses que podrían influir en los resultados o interpretaciones del estudio. La independencia financiera es un factor crucial para la credibilidad de la información presentada.

Transparencia y disponibilidad de datos: Para fortalecer la credibilidad, es importante que el informe proporcione acceso a los datos y detalles adicionales sobre los métodos utilizados. Esto permite a otros investigadores y expertos revisar, replicar y verificar los resultados. La disponibilidad de datos aumenta la transparencia y la confianza en los hallazgos presentados.

Ausencia de conflictos de intereses: Es fundamental que los autores o responsables del informe declaren cualquier conflicto de intereses que puedan tener en relación con los resultados o las conclusiones. Esto puede incluir afiliaciones con empresas, inversiones financieras, relaciones profesionales u otros factores que puedan influir en la objetividad de la información presentada.

En muchos casos, los estudios con base científica también requieren de que su información deba estar sujeta a una Revisión por pares. En estos casos, un informe o estudio creíble suele pasar por un proceso de revisión por pares, en el cual expertos en el campo evalúan y validan el rigor científico del trabajo. Este proceso ayuda a detectar errores, sesgos o debilidades metodológicas antes de su publicación o difusión. La revisión por pares mejora la calidad y confiabilidad del informe.

De igual forma, la publicación de estudios en revistas sectoriales o científicas puede otorgar mayor relevancia y credibilidad. Si un informe o estudio ha sido publicado en una publicación con reputación que verifique sus datos, puede servir para aumenta su credibilidad. La revisión y selección rigurosa de la publicación pueden servir, aunque no siempre, para indican que el trabajo ha pasado por un proceso de evaluación objetiva y cumple con los estándares establecidos.

Más Leídos
Semanal
Mensual
Anual
x
Continua Leyendo...
Contenidos Patrocinados
ADS
Promocionados